domingo, 16 de agosto de 2009

Tartas

Bueno, pues sigo con mis recetas. En esta ocasión he hecho tarta de frambuesa y chocolate. Hice fotos, pero no sé por qué razón no se han grabado, asi que pongo las definitivas y cuento el proceso. Como son mis primeras obras con fimo las repetiré todas, para ir perfeccionando, además, así veo mis progresos, y ya me aseguraré de ir poniendo fotos.

Primero, el postre, que es del único del que se ha grabado parte del proceso. Y la foto acabado:


Materiales:
- fimo de color ocre y marrón chocolate
- pintura acrílica roja y pincel finito
- cola blanca.

Proceso:

- se hacen los moldes de la tarta: una pelotita de masa, se aplasta hasta quedar del tamaño y grosor adecuado, yo lo he aplastado sobre una superficie rugosa y queda así, pero da lo mismo porque no se va a ver luego. El tutorial que he seguido sigue así, pero ojo, yo no lo veo buen orden, más abajo explico por qué.

- Se cortan tiras de la misma masa y se van pegando como se ve en la imagen.

- Para hacer la trenza del borde, lo más sencillo es hacer una tira de fimo, doblarla como se ve en la imagen y hacerla girar sobre sí misma

-OJO: Siguiendo el tutorial, como ya he dicho, luego es muy difícil meter la pintura entre los huecos de la tarta. La próxima probaré en este orden, por si alguien quiere intentarlo: haré el molde de la tarta con el borde ya pegado (porque si se cuece luego no se puede doblar), y las tiras cruzadas aparte, cuando esté, se pinta con la mezcla de cola blanca y pintura y entonces se ponen las tiras que ya están horneadas. Luego se da una capa de goma laca o barniz para facilitar el pegado y listo.
La tarta de chocolate es mucho más sencilla: se hace una bolita de fimo, se aplasta, se le hacen unos cortes en los lados (en la foto se aprecia bastante bien) y al horno. Luego se puede decorar como se quiera, yo la he pintado con cola blanca y pintura acrilica.
Bueno, ya veis el resultado arriba. Son las primeras y creo que en esto hace mucho la práctica.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada